VIVIR CON MI EM

¿Cómo va a cambiar mi vida la EM?

Como seguramente te estés dando cuenta, muy pocas cosas han cambiado en tu vida desde que te dijeron que tienes EM. Ir al colegio o instituto, las actividades extraescolares, hacer los deportes y ver las series que te gustan, estar con tus amigos y amigas…

Todo eso son cosas que vas a seguir haciendo.

imagen flecha
imagen vivir con em 1

Cuando la EM está activa durante un tiempo, es posible que te cueste un poco más de lo normal hacer algunas cosas, como ejercicio físico, o que tengas que esforzarte un poco más por atender en clase y te canses antes cuando estés muy concentrado.

La EM te pide que seas responsable con tu cuerpo. Es importante que sigas los tratamientos, que seas valiente y que confíes en tu equipo médico.

Tus padres y tu familia conocen la EM y no les importa que te la hayan diagnosticado; saben que eres y serás alguien normal y que podrás hacer todo lo que los demás chicos y chicas de tu edad hagan.

Ahora tendrás que ir al médico más a menudo. El neurólogo te hará pruebas (análisis de sangre y resonancias magnéticas, sobre todo) y te explicarán qué tratamiento debes seguir. Quizás este tratamiento puedas seguirlo en casa (inyecciones o pastillas) o puede que tengas que ir al hospital para administrártelo allí.

Tendrás que incluir estos cambios en tu día a día, aunque a veces pueda resultarte molesto. Es muy importante que hagas caso de las recomendaciones de tu equipo médico.